Invierno en Irlanda 2017

Invierno en Irlanda 2017

“La naturaleza en la ciudad es mucho más que árboles y jardines. Es el aire que respiramos, la tierra en la que estamos parados, el agua que bebemos (…) La naturaleza en la ciudad es la fuerza poderosa que puede sacudir la tierra y hacer que se deslice, se mueva o se desplome. Es la lluvia y el sonido de ríos subterráneos enterrados en las alcantarillas. La naturaleza en la ciudad es una brisa en la tarde, el sol y el cielo (…) La ciudad es parte de la naturaleza.”-Anne Whiston-

 

Soy Cristina, nací y crecí en el sur de Chile, rodeada de volcanes y árboles nativos. Vivo en Alemania desde el 2012 en donde me dedico a la investigación en urbanismo pero me apasionan además muchas otras cosas. La fotografía, la montaña, los bosques, los libros, la naturaleza y caminar, caminar y caminar.

Desde que vivo en Alemania he estado explorando las calles de Munich, Heidelberg, Hannover y ahora Berlin. Ha sido fascinante descubrir durante estas simples caminatas urbanas la enorme riqueza natural contenida en cada rincón de las ciudades alemanas. Patos atravesando las calles, flores silvestres, ardillas saltando ágiles entre los robles, ciervos observando curiosos en los parques y niños recolectando frutillas en los huertos urbanos son tan sólo algunos de los maravillosos encuentros posibles gracias a la proximidad de la naturaleza urbana.

Estas experiencias asombrosas y a la vez tan cotidianas me han hecho notar que conservar la naturaleza que ya existe en las ciudades, restaurarla y encontrar maneras creativas de incorporar nuevas formas de espacios verdes no sólo es posible si no que -a veces- mucho más sencillo de lo que parece.

La naturaleza puede tomar diversas configuraciones y se puede experimentar de cientos de maneras diferentes. Se puede encontrar en forma de parques nacionales, reservas, bosques urbanos, lagunas, ríos y senderos o a pequeña escala en forma de plazas, patios vivos, espacios de juego, jardines, mercados o huertos. Estos últimos espacios me parecen especialmente interesantes ya que pueden estar en el centro de la ciudad, en el corazón de un barrio o en la vereda de una calle, integrándose perfectamente a nuestra vida diaria y siendo accesibles para todos

Estoy convencida de que es perfectamente posible vivir en ciudades altamente pobladas y aún así mantenerse conectado con la naturaleza. Es más, estoy convencida de que esta será la única manera saludable, digna, eficiente y justa de habitar las ciudades del futuro.

Muchas ciudades alrededor del mundo han estado incorporando con éxito la naturaleza en el diseño urbano. En Ciudad y Diversidad comparto historias, fotos y relatos de mis experiencias personales en estos lugares, pequeñas aventuras en busca de la naturaleza de las ciudades y sus alrededores.

Espero que disfrutes de la naturaleza tanto como yo, que si estás de viaje este blog pueda servirte de guía para encontrar estos espacios o si no, simplemente pueda animarte para salir a buscar -estés donde estés- los tesoros naturales que tu propia ciudad puede ofrecer, muchas veces imperceptibles y a la vuelta de la esquina. 

Bienvenidos a este pedacito de mundo.